Medusa gigante Rhizostoma luteum

Todos los veranos la presencia y proliferación de medusas pasan a formar parte de noticias en distintos medios de comunicación. El aumento de estos animales es un problema ambiental importante, influenciado por, entre otros, la sobrepesca, la contaminación, el cambio climático o la acidificación de los océanos. Una medusa imponente que esta causando revuelo entre los bañistas del Mar Mediterráneo es la Medusa gigante Rhizostoma luteum. Conozcamos algunas características.

Medusa gigante Rhizostoma luteum en el mar. Vista cuerpo entero.

Las medusas del género Rhizostoma, conocidas como medusas de barril, son un grupo de medusas de gran tamaño cuyo umbrela (parte superior de la medusas que tiene forma de sombrilla o campana) puede medir hasta 70 cm de diámetro y tener una longitud total de hasta 2 metros. Estos animales tienen tentáculos de coliflor que son tan grandes que le dan la forma de barril por la que se hace referencia al grupo. Su nombre se deriva del griego rhizo, que significa raíz y estoma, que significa estómago. 

Las especies de este género son microecosistemas que sustentan a varias especies directamente sobre ellos o dentro. Por ejemplo algunos crustáceos se pueden encontrar dentro del cuerpo de las medusas y estos organismos hacen un buen uso de los restos de comida no consumidos por la medusa.

Hay tres especies conocidas en el área mediterránea y atlántica circundante: Rhizostoma octopus, Rhizostoma pulmo y Rhizostoma luteum. 

Una de las diferencias es que R. Pulmo y R.octopus carecen de los apéndices negros detrás de los brazos orales. Las tres especies tienen apéndices, pero solo R. luteums son negros, lo que lo hace muy distintivo. Además, la campana de R.pulmo tiene un anillo azul y este no está presente en R.luteum.

Medusa gigante Rhizostoma luteum

Umbrela arqueada, finamente granulada, de color blanco azulado que mide hasta 70 cm de diámetro, con ausencia del ribete violeta/azulado característico de la especie R. pulmo. Sin tentáculos marginales (típico del género) y con 8 brazos orales de coloración gris-negra en la parte distal, que pueden medir hasta 2 m de longitud. Se puede observar de manera solitaria o formando enjambres. Fue descrita por primera vez en 1827 en el Mediterráneo, y a partir del 2012 se comenzó a observar de forma más frecuente. Se creía que esta medusa tenía una aparición esporádica, sin embargo, diversos autores han demostrado que esta especie no era tan rara como se suponía anteriormente. Simplemente estaba mal identificada.

Las medusas rizostoma tienen un ciclo de vida de escifozoo típico, una etapa de pólipo sésil que produce asexualmente medusas en miniatura completamente formadas y una etapa de medusas de reproducción sexual. Pero según un artículo de Keinberger et al 2018, R.luteum es la única que mantiene a sus crías. De hecho, incluso cuenta con estructuras de canales especiales para adaptarse al comportamiento; otra característica distintiva.

Como animal grande y típicamente solitario, las posibilidades de ver uno son bajas.

Medusa gigante Rhizostoma luteum en el mar nadando.

Distribución de la Medusa gigante Rhizostoma luteum

Su distribución geográfica es muy amplia: desde Portugal hasta Sudáfrica en el Atlántico y en Alborán en el Mediterráneo.

Hábitat de la Medusa gigante Rhizostoma luteum

Costa.

La Medusa gigante Rhizostoma luteum puede picar

Las picaduras de medusas se encuentran entre los motivos más habituales para solicitar asistencia médica en los puestos de primeros auxilios en los meses de verano. Es una especie de medusa que, pese a su tamaño y «apariencia imponente», no representa peligrosidad, pues su picadura es muy débil, en comparación con otras especies más típica, por ejemplo la medusa clavel. No obstante puede causar picaduras y debe evitarse. Es de esperar que su picadura provoque una irritación de la piel leve o muy leve. No hay que cazarla, sacarla del agua ni moverla, sino evitar el contacto y dejarle paso a unos metros de la orilla.

Medusas como fuente de alimento

El potencial de las medusas para uso humano no es solo como recurso alimenticio, que se encuentra tradicionalmente en la cocina asiática, sino también recientemente como posibles aplicaciones cosmecéuticas y farmacológicas. Precisamente el colágeno de la Medusa gigante Rhizostoma luteum ha sido estudiado para varias aplicaciones biomédicas, como antioxidante, fotoprotección de la piel de la radiación ultravioleta, etc.

Entradas recomendadas

¿Buscando información sobre la Fauna Marina costera? Echa un ojo a la categoría Fauna Marina y descubre animales muy familiares de nuestro entorno.

Referencias bibliográficas y de interés

Kramp, P.L. 1961 Synopsis of the medusae of the world. J Mar Biol Ass UK 40:1-469.

M. Macarena, B. Ainara, López L., F. Verónica, M. G. Josep (2021). Guía de identificación de MEDUSAS Y OTROS ORGANISMOS GELATINOSOS.

Prieto, L., Enrique-Navarro, A., Li Volsi, R., & Ortega, M. J. (2018). The Large Jellyfish Rhizostoma luteum as Sustainable a Resource for Antioxidant Properties, Nutraceutical Value and Biomedical Applications. Marine drugs16(10), 396.

Kienberger, K., Riera-Buch, M., Schönemann, A. M., Bartsch, V., Halbauer, R., & Prieto, L. (2018). First description of the life cycle of the jellyfish Rhizostoma luteum (Scyphozoa: Rhizostomeae). PloS one13(8), e0202093.

Iberfauna. 2005.  Familia Rhizostomatidae. En: IBERFAUNA. El Banco de Datos de la Fauna Ibérica. Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Enlace: http://iberfauna.mncn.csic.es/showficha.aspx?rank=J&idtax=109
(Fecha de acceso: 07/08/2021).

Un comentario sobre «Medusa gigante Rhizostoma luteum»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies