Guía para fotografiar insectos

En esta nueva entrada se apuntan una serie de consejos y aspectos para realizar fotografías de insectos. Mediante la publicación de esta Guía para fotografiar insectos persigo como objetivo principal orientar a personas que se inician en este campo y tenga una base de conocimiento fotográfico. Todo ello desde mi trayectoria y experiencia práctica donde, de forma casi autodidacta he leído bastantes manuales, visualizado muchos tutoriales, planteados esquemas y problemas de iluminación y he probado y trabajado con diferentes marcas de cuerpos de cámaras y objetivos.

Un saltamontes en primer plano y de fondo una cámara de fotos para macrofotografía. Guía para fotografiar insectos

Han pasado ya algunos años que empecé en este fascinante mundo de la fotografía macro, macrofotografía, macro fotografía, fotografía de aproximación o como lo quieras llamar, eso sí, siempre orientada a especies vivas. Con la práctica de campo, cada día aprendes aspectos y detalles nuevos, y no sólo de los sujetos fotografiados, sino de como mejorar diferentes técnicas o un mejor uso de accesorios y equipos disponibles.

Introducción a la fotografía de insectos. Guía para fotografiar insectos

Si te interesa fotografiar insectos, bueno más bien artrópodos, debo darte la ¡ENHORABUENA!

Vas a descubrir un mundo fascinante donde verás de manera magnificada detalles que a simple vista pasan desapercibido. Además, nunca te faltaran protagonistas a los que fotografiar. Se estiman a nivel global 750 mil especies de insectos y sólo en España sobre 40 mil. Si aún así te parece poco, puede y habrá variaciones entre machos y hembras (tamaño, color, morfología…), además de hibridaciones y caprichos genéticos. ¡Tu portfolio está asegurado!

Ten en cuenta que no siempre es necesario salir a parques naturales para fotografía insectos. Un jardín, un parque, la maceta de tu terraza… cualquier lugar es susceptible de albergar vida en forma de artrópodo. En relación con este párrafo y en el estado de alarma por COV-SARS2 escribí una entrada Fotografiando insectos en casa #fotosencasa donde expongo la diversidad de insectos que podemos encontrar en nuestro hogar.

Un aspecto importante a destacar, es que el tipo de fotografía que trato de relatar «poco» tiene que ver con la considera técnica de macro extremo.

Diferencias más destacadas entre macro extremo y macro fotografía de insectos:

  • En el macro extremo se utilizan (99,9% de las ocasiones) ejemplares muertos. El motivo de utilizar ejemplares sin vida es debido a que para conseguir una foto final es preciso realizar un número exagerado de fotografías (20, 50, 100 o 300 fotografías) con una profundidad de campo mínima, a veces hablamos de micras. Por ello no es posible que el animal se mueva en absoluto ya que echaría a perder la foto. Una vez tomadas las fotografías deben ser unidas (apiladas) para conseguir una única fotografía.
  • La técnica macro extremo se realiza en lugares controlados, tanto de luz, fondo así como en muchas casos mecanización del proceso.
  • El resultado de la técnica macro extremo es espectacular. Mediante la técnica macro (normal) es imposible apreciar tantos detalles como en macro extremo.

Mi opinión sobre el macro extremo (sin acritud):

  • Para mí, aunque espectacular el resultado de un insecto fotografiado con macro extremo, queda muy artificial. Ojos apagados, sin mota de polvo o polen alguna; se alejan bastante de la realidad. Eso sí, muy valioso a nivel de investigación.
  • El fotógrafo de macro extremo o taxidermista fotográfico (esto último es cosecha propia), siempre te dirán que se ha encontrado el insecto muerto o se los ha dado algún conocido en ese estado.
  • La sensación de acercarte a un insecto en libertad y ponerse «a tiro» no tiene comparación con un insecto clavado en un alfiler en una habitación de casa, tal y como se suele hacer con el macro extremo.

1. Requisitos para ser fotógrafo de insectos. Guía para fotografiar insectos.

Creo que no todo el mundo es susceptible de ser fotógrafo de insectos. Es necesario reunir algunos requisitos además de un mínimo equipamiento técnico.

Ahí van algunos de los que considero más importantes:

1.1 Amar la naturaleza en general y los insectos en particular.

Te debe gustar todo lo que se considera naturaleza (vida, entornos, el tiempo, relaciones, ecosistemas, accidentes geográficos, etc.). Además si se ve afectada por distintos motivos (incendio, contaminación…) debería, cuanto menos, inquietarte.

Evidentemente si quieres invertir tus recursos en fotografiar insectos deben llamarte la atención. Está claro que todos tenemos nuestras especies o táxones favoritos pero te aseguro que si alguno en concreto no es de tu interés o agrado, dale una oportunidad fotografiando a ese insecto que no te cae en gracia. Quizás cuando posteriormente en el ordenador descubras algunos detalles cambies de opinión.

1.2 Ganas de saber y conocer

Debes ser una persona curiosa, investigadora, inquieta… que quiera conocer su entorno y el porqué de muchas cosas.

Manuales de identificación de especies no te deben faltar. Da igual si en formato impresos u online… son una parte importante en tu desarrollo como fotógrafo de insectos. No solo te serán útiles para reconocer a una especie. Te darán una idea de en que hábitat y territorio se mueven, en que fecha es más probable su observación, rasgos distintivo de identificación con respecto a especies del mismo género. Créeme, son esenciales.

Manuales de identificación de insectos en una estantería.

1.3 Que no te importe o cueste madrugar

Un punto muy importante aunque, en mi caso, no esencial. Teniendo en cuenta que la actividad de los insectos se acelera según aumenta la temperatura, el mejor momento sin duda será bien temprano. Los insectos se mantendrán sobre sus posaderos sin moverse. Además suele ser un momento fotogénico ya que posiblemente aparecerán cubiertos por el rocío de la noche.

Si decides fotografiar insectos en otro momento del día (se puede hacer perfectamente un 15 de Julio a las 13.00 horas) la actividad de éstos será frenética. Los verás volando de flor en flor en caso de las mariposas o abejas. Libélulas queriendo conquistar o defender su territorio frente a otros rivales, etc.

1.4 Salir a fotografiar insectos de manera individual

No suele ser una técnica fotográfica que congregue a varias personas o realicen quedadas tal y como se hace, por ejemplo, con la fotografía de calle. Ten en cuenta que es muy probable que realices de manera individual esta actividad, que por otro lado, tiene sus ventajas e inconvenientes.

Inconvenientes

  • Sobre todo relacionado con la seguridad personal. En la planificación de la ruta donde realizar las fotografías de insectos, quizás te estés planteado ir a un área forestal, lugares escarpados… No está de más que pudieras ser acompañado de alguien por si surgiera cualquier imprevisto.
  • Soledad. Quizás en algunos momentos eches de menos la compañía de alguna persona, especialmente si la jornada no está siendo muy fructífera.

Ventajas

  • Tú marcas el ritmo. Céntrate en ese insecto todo el tiempo que te sea preciso sin tener en cuenta que hay alguien que está esperando a que termines.
  • Inmersión total en la naturaleza. El sonido de las ramas de los árboles, un jilguero cantando, saltamontes estridulando… Todo estos sonidos y sensaciones harán que te conviertas en otro ser más.

1.5 Con cierta condición física.

En función a las necesidades, inquietudes sobre especies de insecto en concreto, quizás sea necesario andar por sitios angostos, salvar desniveles… Por todo ello se recomienda ser una persona medianamente activa.

Por otro lado, si puedes, ¡PRACTICA YOGA! Sí, si, YOGA. Olvídate de fotografiar insectos sobre una flor libando plácidamente a la altura de tu pecho con un fondo despejado donde el sujeto quede aislado en la fotografía. Esta condición puede darse, pero te aseguro que es poco probable. No son pocas las veces que deberás adoptar y mantener posturas comprometidas y poco ergonómicas. Pondrás al límite tu capacidad física de algunos miembros de tu cuerpo. La postura de Yoga Sirsasana se quedará corta en muchas ocasiones.

1.6 Conocimientos básicos de fotografía

No todo tiene que ser documentar una especie. Es posible aplicar conocimientos de composición y creatividad a nuestras fotografías de insectos. Jugar con los fondos, con los elementos del entorno (hojas, flores, etc.), cerrar el diafragma lo necesario para que los rayos de sol aparezcan como puntas de estrellas, jugar con lentes que aplican un bokeh extraño.

1.7 Conocimientos básicos de edición de fotografía mediante software.

Hoy día el formato RAW se impone. Grosso modo es un formato conocido como en bruto o crudo, al cual no se le ha aplicado ningún pre ajuste directo desde la cámara que le haya hecho mermar el tamaño total, por lo que nos permitirá «jugar» con la edición y aplicar nuestros ajustes personalizados para dar como resultado nuestro JPG final.

Editando fotografías macro en capture one.

Por ello, será necesario manejar algún software de edición de imágenes.

Desde luego no es imprescindible si el resultado directo de tu JPG en cámara cumple con tus expectativas.

1.8 Que le guste «cacharrear»

Me refiero a que a la persona le guste utilizar y/o combinar los diferentes accesorios que existe para la fotografía macro de insectos. Más adelante los analizaremos pero me refiero por ejemplo a tubos de extensión, lentes de aumentos, etc. (Ejemplo: adherir un tubo de extensión al objetivo y además le coloco una lente de aproximación, pero… y si el tubo de extensión en vez de el de 36 mm le pongo el de 23…).

1.9 Paciencia

Fundamental, LA PACIENCIA. Al menos en este campo debes de ser una persona paciente. Escribo al menos en este campo ya que particularmente en otros ámbitos de mi vida no lo soy para nada, pero cuando fotografío insectos puede estar delante de una mosca todo el tiempo que haga falta o me deje la susodicha.

Todo va a depender del fin perseguido.

2. Equipamiento técnico. Guía para fotografiar insectos.

Sin duda, parte esencial para llevar a cabo nuestros objetivo: Fotografiar Insectos.

Existe mucha oferta en el mercado de cámaras y objetivos para desempeñar esta labor.

Como en todo los hay partidarios de escoger un cuerpo de cámara con sensor Full Frame, APSC o micro 4/3. He de decir que he pasados por todos.

Os cuento a continuación como entiendo cada uno de ellos.

2.1 Cuerpo de Cámara

En este caso vamos a distinguir 3 formatos más populares que dependen del sensor que montan los cuerpos de cámara. La elección va a ser fundamental y todo va a depender de nuestras prioridades y exigencias.

Cuerpo de cámara con Sensor Full Frame. Guía para fotografiar insectos

Sensor montado, generalmente, sobre cámaras reflex. Aunque la tendencia es fabricarlas en cámaras sin espejos.

Cámara con sensor Full Frame. Guía para fotografiar insectos.

Estas cámaras tienen el sensor más grandes de las tres opciones (recuerda: Full Frame, APSC o micro 4/3). Esto repercute en:

  • Mayor resolución. Punto a favor para cuando se necesario realizar un recorte de la imagen.
  • Mejor calidad de imagen.
  • Mayor ángulo de visión.
  • Mejor sensibilidad en escenas con poca luz. A mayor tamaño del sensor mayor sensibilidad = a menos ruido.
  • Mejor rango dinámico y mayor fidelidad del color.
  • Además, no menos importante, es que tienen una profundidad de campo más reducida que los otros cuerpos. Mayor y mejor bokeh.
  • La duración de la batería es mayor en cámaras reflex.

Cuerpo de cámara con Sensor APS-C

No destaco nada de este sensor en particular. Tomarlo como un cuerpo intermedio entre cámaras con sensor Full Frame y M4/3.

  • Apsc: factor de recorte x 1,6

Cuerpo de cámara con Sensor M4/3

Sensor montado sobre mirrorless o cámaras sin espejo.

Estas cámaras tienen el sensor más pequeño de las tres opciones. Esto repercute en:

  • Al no tener espejo, el peso y volumen del equipo es menor.
  • Factor de recorte x 2.
  • Amplia profundidad de campo.
  • Menos angulo de visión. Esto hace que un primer plano de un insecto ocupe prácticamente todo el encuadre de nuestra imagen.
  • Resolución menor que una cámara Full Frame.
  • Si aumentamos la ISO, se hace evidente el ruido en escenas con poca luz.
  • La duración de la batería es menor, debido a que la gran cantidad de componentes electrónicos.
  • Disponen de estabilización de movimiento en el propio sensor por lo que podemos utilizar objetivos sin motor de estabilización. Ésto repercute en el peso y en el precio que en ambos casos son menores.

2.2 Objetivo. Guía para fotografiar insectos.

2.2.1 Objetivos Macros convencionales.

Existen objetivos dedicados para la práctica de la fotografía macro. Éstos, dependiendo de fabricante, ofrecen distintas distancias focales, desde los 30 mm hasta los 180 mm (llamados teleobjetivos macro).

Objetivo canon macro con parasol. Guía para fotografiar insectos

La diferencia fundamental entre un objetivo macro corto o teleobjetivo macro es sobre todo la posibilidad de estos últimos de disparar a distancias más largas, sin necesidad de aproximarse en exceso al insecto. Puedes sacar el mismo plano con ambos objetivos pero la posibilidad que un insecto huya se multiplica con un objetivo macro corto ante la necesidad de acercarte.

También es sustancial el aislamiento de los sujetos fotografiados en la escena al disparar con teleobjetivos macros.

Una desventaja que observo respecto del uso de teleobjetivos macro, es la posible poca incidencia de luces artificiales (flashes) sobre la escena, ya que al situarnos a cierta distancia del sujeto el alcance de flashes de mano es más limitado. Caso contrario es si preparamos la escena con flashes externos sobre trípodes, y quizás difusores, pero para ello es necesario tener controlada la situación, saber que el insecto no saldrá volando o queda inmóvil durante cierto tiempo.

Un aspecto fundamental es la estabilización del objetivo, que sin duda ayudará a reducir considerablemente las trepidaciones provocadas por nuestro pulso.

2.2.2 Objetivos invertidos. Guía para fotografiar insectos

Mediante el acople de un anillo inversor en el frontal de tu objetivo (en la ranura donde se roscan filtros) y con adecuada montura para el cuerpo de tu cámara podemos convertir un objetivo angular en un objetivo macro.

Piensa que vas a perder todos los automatismos que tengas en el objetivo, por lo que se aconseja utilizar objetivos manuales que te permitan regular el diafragma, que sean luminosos y con un rango de 28 y 50 mm de focal.

También suelen utilizarse objetivos invertidos de ampliadoras fotográfica.

Un objetivo de ampliadora utilizado para fotografía macro. Componon-S 50 2.8

2.2.3 Objetivos microscópicos.

La cosa se complica «muy» mucho con los objetivos microscópicos (utilizados en microscopios y en la técnica macro extremo) para especímenes vivos, pero algo se puede hacer. La poca profundidad de campo y la necesidad de iluminación se plantea como un auténtico reto. Busca especies adecuadas y prueba.

Una objetivo de microscopio adaptado a una cámara sin espejo.

Necesitarás uno o varios adaptadores para acoplar el objetivo microscópico al cuerpo de tu cámara. Además infórmate cual es el la distancia óptima de trabajo del objetivo microscópico a utilizar, debiendo utilizar tubos de extensión o fuelles para distanciar el sensor del objetivo.

2.3 Tubos de extensión

Como su nombre indica, los tubos de extensiones son piezas huecas de forma cilíndrica con ambos extremos abiertos. En un lado lleva la montura para el acople del cuerpo de la cámara y por otro lado lleva la montura para el objetivo.

Tubos de extensión para fotografía macro. Guía para fotografiar insectos

Lo que se pretende es aumentar la distancia entre el sensor y el plano focal. Esto hace que se reduzca la distancia mínima de enfoque (podremos enfocar a un insecto desde una distancia menor a la que el objetivo en condiciones normales lo haría) resultando que el sujeto esté más ampliado en el sensor.

Los tubos de extensión conllevan una menor profundidad de campo y una pérdida de luz, con lo cual se hace necesario aumentar parámetros que pueden incidir en la imagen final.

Pueden llevar o no mecanismos electrónicos que permitan realizar ajustes desde la cámara en el objetivo (autofoco, apertura del diafragma o estabilizador del objetivo).

Pueden ser utilizados sobre cualquier tipo de objetivo, independientemente de que sea macro o no.

2.4 Lentes de aproximación

Al igual que los tubos de extensión, las lentes de aproximación permitirán reducir la distancia mínima de enfoque del objetivo y, por consiguiente, también actúan magnificando la imagen en el sensor.

A diferencia de los tubos de extensión no restan luz, pero al disponerse una óptica acoplada sobre la lente del objetivo deben de ser de la mayor calidad posible para evitar que la imagen final se vea mermada. Aún así los mejores resultados se obtienen en la parte central de la lente.

Una lente de aproximación montado en un objetivo macro. Raynox.

Pueden ser utilizados sobre cualquier tipo de objetivo, independientemente de que sea macro o no.

2.5 Iluminación. Guía para fotografiar insectos

Para mí, un equipamiento fundamental en mis salidas para fotografiar insectos. A día de hoy no me planteo salir sin un flash de zapata.

Bien ajustada, la luz del flash permite configurar nuestro objetivo macro con una profundidad de campo muy cerrada con lo cual conseguiremos tener enfocada más zonas del cuerpo de nuestro insecto.

Para una situación ideal será preciso dos o más flash, pero requiere una planificación que a día de hoy no me planteo. No obstante, en alguna ocasión y si el insecto me lo permite complemento la luz del flash con una lámpara led portátil para suavizar algunas sombras.

2.6 Otros (parasoles, difusores, reflectores…)

Podemos completar el equipo, entre otros, con estos accesorios:

  • Parasol sobre el objetivo. Esta pieza tiene como objetivo principal evitar que los rayos del sol incidan directamente sobre el sensor a través de la lente. Suele llevarse colocados pero quizás te interesen los flares del sol para realizar fotografías creativas. También ofrecen protección sobre el cristal frontal del objetivo.
  • Difusor de luz. Suelen utilizarse para suavizar la luz de la escena que queremos fotografiar. Cambia mucho la fotografía si interponemos un difusor entre el insecto a fotografiar y la luz directa del sol a las 12 de la mañana.
  • Reflectores de luz. Con este accesorio buscamos redirigir la luz o hacerla rebotar para tratar de levantar sombras de nuestro sujeto a fotografiar. Un simple folio blanco o el interior de un tetrabrik puede servir de reflector.
  • Trípodes y monopies. Con ellos nos garantizamos una mayor estabilización en la toma de imágenes. Especialmente si las fotografías son tomadas a baja velocidad de obturación.
  • Raíl de enfoque macro. Estas placas milimetradas disponen de unos tornillos que nos permite mover con precisión la cámara previamente montada. Gracias a su posibilidad de movimiento, nos permiten afinar mucho más el enfoque. Necesariamente, en la mayoría de los casos, van asociadas a un trípode.
  • Disparadores remotos y cables extensores para el flash. Nos permiten ubicar el flash separado de la cámara.

2.7 Mi equipo para fotografiar insectos. Guía para fotografiar insectos.

Todos estos equipos y accesorios mostrados es la teoría que puedes llevar a la práctica. Si te inicias en este fascinante mundo la experiencia te dirá que es lo más conveniente según tus necesidades. Por mi parte, actualmente, Diciembre de 2020, mi equipo para fotografiar insectos esta formado por los siguientes equipos y accesorios:

EquipamientoMi elección
Cuerpo de CámaraMicro 4/3
Objetivo Macro60 mm. Es un objetivo sin estabilizador y aunque tiene enfoque auto el 95% de las ocasiones lo hago en manual.
Lente de aproximaciónFactor de conversión de +8 dioptrías
IluminaciónFlash de zapata y un panel de iluminación continua para vídeo, que utilizo cuando puedo, para levantar sombras

Aunque dispongo de casi el resto de los accesorios detallados anteriormente, por mi forma de fotografiar insectos, rara vez los utilizado y la mayor parte de las veces me suponen un lastre en la mochila.

3. Consejos para fotografiar insectos: Salida de campo. Guía para fotografiar insectos

3.1 Recomendaciones previas a salir de casa

  • Antes de salir de casa, revisa concienzudamente el material a llevar. No te olvides de llevar baterías de repuesto y tarjetas de memoria.
  • Una batería externa portátil también puede salvarnos si la jornada fotográfica se alarga.
  • Interésate por la zona donde tienes pensado salir a fotografiar insectos. Trata de informarte que especies se mueven por la zona. Aprende de sus hábitos y características. Existen varias páginas web que muestras especies localizadas por una zona en concreto que pueden servirte de orientación.

3.2 Práctica en el medio natural

  • Como se ha comentado anteriormente, por la mañana bien temprano suele ser el momento ideal para fotografiar insectos. Su metabolismo aún se encuentra pausado pero en el momento en que cojan temperatura se activará.
  • Una vez en el sitio, monta tu equipo. Cámara, flash, difusor de flash… Enciende tu cámara y comprueba que tienes batería y que la tarjeta está en la ranura. Revisa los parámetros del menú básico, sobre todo el formato al que vas a disparar, el tipo de disparo seleccionado, el enfoque en Manual o en Auto…
  • Ajusta la velocidad de obturación en relación con la potencia del flash y la apertura del diafragma, como planteamiento base. Aquí tú experiencia en la mejor consejera.
  • Tómate con calma esta actividad. Localiza un insecto y observa cual es su comportamiento. ¿Se encuentra posado sin moverse? ¿Vuela de flor en flor? Céntrate en él, y acércate poco a poco.
  • Previamente al acercamiento, calcula la magnitud a la que quieras tomar la foto. Éste ajuste te ahorra ponerte a girar el barril (si disparas en manual) del objetivo delante del insecto y hacer que se asuste. Tienes que tener en cuenta el tamaño del ejemplar. Evita pasar tu sombra por encima del insecto ya que lo pondrás en alerta.
  • Posiciónate a su altura (si te interesa esa perspectiva). Hay veces que no te quedará otra que tumbarte en el suelo. Tal vez puedas girar el visor de tu pantalla para ahorrarte tirarte al suelo.
  • Si utiliza el flash, ten en cuenta el alcance de luz emitida. Si realizas un primerísimo plano quizás el acercamiento se tan grande que el flash quede por encima del insecto a fotografiar y no sea efectivo. Por eso algunos fotógrafos disponen de un pequeño flash sobre el propio parasol del objetivo o utilizan flashes controlados remotamente.
  • Dispara!

Consejos y aclaraciones adicionales:

  • No merece la pena arriesgarte en realizar fotografías a insectos u otros animales que puedan ser venenosos. Posiblemente esa fotografía que pienses que no ha realizado nadie y por la cual te quieres arriesgar ya esté hecha por personas preparadas antes este tipo de insectos peligrosos.
  • Ten en cuenta que mientras mayor sea la magnificación elegida en el objetivo mayor iluminación necesitarás, ya sea aumentando la ISO, bajando la velocidad de obturación o aumentando la potencia del flash.
  • Si la profundidad de campo te resulta escasa y el insecto te lo permite, prueba a realizar varias fotografías con distinta zonas de enfoque. Posteriormente en post procesado puedes unirlas dando como resultado una única fotografía con una zona enfocada mayor.
  • Si mientras tratas de fotografiar un insectos ves pasar otro, no cambien el protagonista de la escena ya que muy probable que pierdas de vista al primero.
  • No apures la batería al máximo. Cuando vayas a realizar la fotografía de tu vida es muy probable que termine por apagarse la cámara. Haz caso al símbolo de la batería en rojo.

3.3 Al llegar a casa… Guía para fotografiar insectos

  • Realiza copia de seguridad de las fotos tomadas y almacenadas en la tarjeta. En mi caso realizo una copia de seguridad subiéndolas a una nube y por otro lado las cargo en mi programa de edición.

4. Símil entre fotografiar insectos y cazar. Guía para fotografiar insectos

Aunque no soy cazador, conozco o entiendo muy de pasada que todo consiste en ponerse a una distancia adecuada de una presa y disparar tratando de conseguir la pieza a ser posible de un único y certero disparo.

En la fotografía macro de insectos, en ocasiones me siento como un cazador. Localizas una posible «presa», te acercas con cautela tratando de hacer el mínimo ruido posible (casi de puntillas), calculas la posición, evitas que tu sombra pase por encima del insecto ya que despertaría su curiosidad, te agachas, te posicionas, aguantas la cámara, ajustas los parámetros, buscas el plano, enfocas, aguantas la respiración y disparas.

5. Medidas de seguridad ante una salida al campo para fotografiar insectos. Guía para fotografiar insectos.

A continuación indico una serie de recomendaciones de seguridad enfocadas principalmente a las salidas al campo:

  • Se consciente de que no eres alérgico a ciertas picaduras de insectos. Es probable que en alguna ocasión recibas alguna picadura o mordedura de algún insecto y no porque te aproximes en exceso al animal. El hecho de andar entre la maleza aumenta el riesgo de chocar con una tela de araña, un nido de avispa o garrapatas.
Nido de Avispa papelera europea Polistes dominulus
  • Ropa adecuada. Siempre ropa larga. Si es verano busca tejidos frescos, pero roca larga. Calzado cerrado.
  • Conoce de antemano la previsión meteorológica.
  • Tratar de ir siempre acompañado.
  • Lleva teléfono y bien cargado y si es posible acompaña de una batería externa.
  • Planifica tu ruta y deja constancia de donde te vas a mover.
  • Un básico es llevar agua así como algo básico para comer (bocadillo y frutos secos).
  • No te aproximes a animales salvajes que puedan atacar al sentirse amenazados. Incluso una cría de un animal por muy tierna que parezca puede ser un peligro ya que su madre no dudará en atacar.
  • Especial cuidado cuando transites por una zona escarpada. Si tu equipo fotográfico ocupa una mano, sólo tienes la otra mano para amortiguar una caída.
Pedregal. Piedras grises grandes. Guía para fotografiar insectos

6. Finalizando la entrada Guía para fotografiar insectos

Entiendo que sería más ameno un video donde se explique estos aspectos, pero no es objeto de esta web. No obstante si tienes alguna duda o pregunta trataré de respondértela desde una perspectiva práctica.

Los párrafos expuestos son fruto de la propia experiencia y, en algunos casos, opinión. En ningún caso es una formula única, ni la mejor y totalmente mejorable.

Por otro lado, indicaros que a parte de encontrar información básica en esta web sobre las especies que se han fotografiado, están disponibles a través de YouTube, pequeños clips de videos donde se pueden observar estos animales en su entorno.

Sin más, espero que tomen buena nota de lo que les interese y sean provechosas las salidas fotográficas.

2 comentarios sobre «Guía para fotografiar insectos»

    1. Hola Albert. Me alegro te sea de interés. No obstante la materia y técnicas son muy extensas. Si tienes alguna cuestión que te pueda resolver no dudes en contactar. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies