Anémona común Anemonia Sulcata

En esta entrada vamos a dar un salto. De la tierra al mar. Hoy os presento a la Anémona común Anemonia Sulcata.

(Por cierto tengo pendiente realizar varias entradas de animales marinos que fotografié en verano de 2019).

Las anémonas deben su nombre a la flor anémona (familia de las Ranunculaceae). En el sur de la Península Ibérica es denominada Ortiga de Mar por su cualidad urticante al igual que la planta de la ortiga de tierra (género Urtica).

La anémona es un organismo urticante. El contacto con la punta de sus tentáculos produce escozor e inflamación en la piel. Pasa la mayor parte del tiempo fijado a las rocas a la espera de que algún pequeño incauto se aproxime lo suficiente para atraparlo gracias con sus pegajosos tentáculos.

La Anémona común Anemonia Sulcata puede alcanzar una altura de hasta 10 cm y un diámetro de hasta 6. La columna (el cuerpo, la parte cilíndrica) varía de color gris, verde o pardo claro. Disco basal, es decir el pie de la anémona, débil. Tentáculos largos, pegajosos, no retráctiles, con las puntas color púrpura.

Una Anémona común Anemonia Sulcata con las puntas color púrpura

Se encuentra ocasionalmente asociada a algunas especies de crustáceos, por ejemplo el Leptomysis mediterranea o a peces del género gobio, como el Gobius bucchichi.  

Anémona común Anemonia Sulcata junto a Leptomysis mediterranea

Pueden reproducirse asexualmente por bipartición o sexualmente. En esta segunda opción destacar que serían hermafroditas, ovíparos, y por fertilización externa, mediante producción de óvulos y espermatozoides.

Es una especie muy adaptativa, con tolerancia a cambios de temperatura, salinidad e incluso contaminación. Por ello, no debe utilizarse como indicador de la calidad del agua.

Pero… ¿una anémona es un planta o un animal?

La anémona de mar es un organismo en cuanto menos peculiar. Pariente cercano del coral y la medusa. Un estudio publicado allá por el 2014 en la revista Genome Research sugirió que podría considerarse mitad planta y mitad animal, tras analizar su código genético.

Anémona común Anemonia Sulcata en movimiento por la corriente. Se observa la columna y tentáculos con claridad.

Hábitat de la Anémona común Anemonia Sulcata

Se asientan en hendiduras y grietas de fondos rocosos con buena iluminación y con cierto movimiento del agua.

Una Anémona común Anemonia Sulcata en movimiento por la corriente marina

También presentes en las charcas de marea. Se distribuye desde la superficie hasta los 20 metros de profundidad pudiendo quedar a la intemperie cuando baja la marea.

Distribución

Por todo el Mediterráneo. En el Atlántico oriental, desde Gibraltar hasta el norte de Europa.

Valor gastronómico

Es una especie consumida especialmente en el sur de España. La pesca de anémonas está regulada en Andalucía mediante la ORDEN de 24 de abril de 2003, por la que se regula la pesca del Erizo y la Anémona de Mar en el Litoral Andaluz. En el caso de contar con autorización una persona puede capturar un máximo de doce kilos al día.

Aún estando regulada la captura, no son pocas las incautaciones de capturas ilegales que con suerte son devueltas al mar.

Experiencia Fotográfica con la Anémona común Anemonia Sulcata

Si bien recuerdo desde mi infancia observar rocas plagadas de estas anémonas actualmente no lo son tanto en parte por la pesca ilegal y en parte por la degeneración de sus hábitats.

Es una especie que hay que tener en cuenta que se encuentra en constante movimiento por lo que hay que tratar de congelar la imagen con una velocidad acorde a la corriente del momento.

Una Anémona común Anemonia Sulcata en el fondo del mar rodeado de Leptomysis mediterranea

También tengo experiencias urticantes ya que no han sido pocas las veces que he sufrido su picadura (de forma leve). El paso por zonas de roca con marea baja puede hacer que la aleta toque a algunas anémonas. Al contacto pueden desprenderse las puntas o parte del tentáculo y al entran en contacto con tu piel sientes escozor y probablemente se levantará una ampolla durante unos minutos.

Un comentario sobre «Anémona común Anemonia Sulcata»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies