Gusanos de seda Bombyx mori

La primera imagen que se me viene a la mente al nombrar los Gusanos de seda Bombyx mori procede claramente de mi infancia. Yo, abriendo una caja de zapatos agujereada por la tapa, repleta de hojas de morera, y un montón de gusanos comiendo incesantemente en su interior. Intuyo que para mucho de los lectores será una imagen o sensación similar.

Plano macro de un gusano de seda bomyx mori comiendo hojas de morera

En un animal que fue domesticado hace más de 5000 años, que tuvieron y tienen una importancia cultural y comercial importantísima. ¿A quién no le suena la Ruta de la Seda?

La sericicultura se refiere a la cría del gusano de seda con la intención de producir seda.

A día de hoy existen más de mil razas de gusanos con fines aprovechables para la fabricación de seda.

Descripción morfológica de los Gusanos de seda Bombyx mori

Las larvas Gusanos de seda Bombyx mori cuando salen del cascarón, miden unos tres milímetros y su peso es de medio milígramo. Al nacer presentan un color negruzco que irá tornando a medida que se produzcan las mudas, un total de 4. En su etapa más avanzada, las orugas pueden llegar a unos 8 cm de largo. Son de color blancuzco, beige, con marcas marrones. 

El cuerpo de la oruga está compuesto por doce anillos. Son los tres primeros los que constituyen el tórax. En esta zona presenta las llamadas patas verdaderas (llamadas así ya que son las únicas que persisten una vez convertidas en polillas). El abdomen está provistos de unos apéndices membranosos que se denominan falsas patas, y de los cuales se sirve el gusano para moverse y también para fijarse.

En el exterior se pueden apreciar unos puntos negros, denominados estigmas, que son parte del aparato respiratorio.

Larva de Gusanos de seda Bombyx mori en sus primeras fases

Una vez han pupado, la forma adulta son polillas con una envergadura de 4 cm. También son de color beige. Presencia de delgadas líneas marrones en todo el cuerpo. De antenas plumosas. Los machos de un tamaño ligeramente menor, abdómenes más estilizados y alas más grandes que las hembras. La polilla no se alimentará en todo su ciclo.

Polilla de Gusanos de seda Bombyx

Hábitat y Distribución

Los Gusanos de seda Bombyx mori ya no se encuentra en estado salvaje. Los gusanos de seda ahora dependen de los productores de seda, laboratorios y escolares para conservar la especie. En su domesticación, las polillas perdieron la capacidad de volar, por lo que las poblaciones salvajes ya no existen.

Ciclo biológico de los Gusanos de seda Bombyx mori

Huevos

De los alrededor de los 120 huevos (con aspecto de semillas de sésamo) puestos en la temporada anterior por la polilla hembra, emergerán diminutas orugas de color negruzco.

La cáscara del huevo es una membrana de materia quitinosa, que va tornando del color amarillo claro al gris pizarra y finalmente a un tono violeta.

Larva de Gusanos de seda Bombyx mori en sus primeras fases

Oruga

La oruga muda su piel hasta cuatro veces. La oruga al nacer está cubierta de pelo negro y comienza a masticar las hojas de morera tan pronto como sale del huevo.

Para realizar la muda el gusano de seda se queda inmóvil unos días, sin comer y solo sujetándose con las patas traseras.

Detalla de cabeza de Gusanos de seda Bombyx mori. Típica pose de muda con las patas delanteras levantadas.

Después de la cuarta muda del gusano, el gusano de seda aparecerá ligeramente amarillo y su piel se verá más tensa que en otras etapas.

Etapas de fabricación de un capullo de seda por un gusano de seda

Pupa

Cuando el gusano alcanza su plenitud, comienza a buscar un lugar seguro. Comenzará a hilar un capullo de seda expulsando hilo por la glándula, girando la cabeza de un lado a otro. Una vez que completa el capullo, la metamorfosis tiene lugar en el interior donde el gusano se transforma en una crisálida. Allí la crisálida permanece inactiva hasta diez días antes de que una polilla emerja del capullo.

Pupa de larva de Gusanos de seda Bombyx mori. Pupa extraída del interior de un capullo de seda.

Polilla

La polilla practicará un agujero en el capullo para escapar. Para ello emplea sus mandíbulas y un líquido ácido que segrega para romper el capullo. Ahora su misión es buscar un compañero/a. La polilla hembra produce un líquido (a través de glándula secretora de feromonas) para atraer al macho. Únicamente un macho tendrá éxito en aparearse con una hembra. Este acto puede durar varias horas. 

Diferentes colores de los capullos de Gusanos de seda Bombyx mori
Mariposa emergiendo de su capullo
polilla gusano de seda recién salida del capullo

Hábitos alimenticios de los Gusanos de seda Bombyx mori

Son herbívoros. Se alimentan específicamente de hojas de morera blanca, pero también pueden comer de manera ocasional y puntual, lechuga y ortiga. 

Experiencia Fotográfica con los Gusanos de seda Bombyx mori

Al ser animales en cautividad tenemos toda la tranquilidad del mundo para hacerles todas las fotos que queramos. Es interesante y fácil inmortalizar cada una de las fases de desarrollo.

7 comentarios sobre «Gusanos de seda Bombyx mori»

  1. Hola, buenos días, quisiera saber si se puede coger hojas de morera, dada la situación en la que nos encontramos con el cocido 19
    Gracias, un saludo

    1. Hola Francisco. Buena pregunta. Días pasados se me pasó por la cabeza la misma pregunta. Busqué información por Internet y todo me hace pensar que no. Se habla de pasear a perros y por otro lado alimentar a colonias felinas. En relación a la alimentación de gusanos de seda hay una noticia donde se «permitía» a una persona salir a alimentar a sus gusanos de seda pero porque pudo demostrar que se dedicaba a la industria serícola. Por ello, a nivel de cría particular entiendo que podrías tener algún problema.

      Saludos.

    2. Buenas a mi me paró la guardia civil cogiendo morera para los gusanos,les dije que si no me dejaban cogerla morirían de hambre y no tuve problema.Eso si casa vez que voy cojo bastante la humedezco y al frigorífico para no tener que salir muy a menudo

      1. Me alegro que lo interpretaran así, desde luego es lo más lógico. Días pasado salí incluso con la caja de gusanos por si me veía alguna autoridad poder demostrárselo. Aún así no me fiaba. Menos mal que a día de hoy ya los tengo todos hechos capullos. Saludos.

    1. Hola Dani, pues depende mucho de la temperatura. Aquí por el sur de España, nacieron los gusanos en Febrero (ni si quiera había hojas de morera) y hace 1 mes que ya salieron las polillas. Ahora mismo únicamente me quedan los huevos para el año que viene. Calcula aproximadamente 4 semanas desde que nacen hasta hacer el capullo a un buen ritmo de alimentación. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies