Avispa excavadora Sphex funerarius

La Avispa excavadora Sphex funerarius es una especie perteneciente a las llamadas avispas de cintura, familia Sphecidae, dentro del orden Hymenoptera.

Entiendo que su nombre funeraris viene dado por la capacidad que tiene de capturar presas y enterrarlas en galerías bajo tierra donde servirán de sustento a su futura descendencia.

Es una avispa solitaria, de tamaño considerable. Puede alcanzar una longitud de entre 15 a 23 milímetros. Las hembras son más grandes que los machos. Predomina el color negro en su cuerpo, pero resalta una franja ancha de color rojo anaranjado en el abdomen anterior. Las alas son amarillentas.

Avispa excavadora Sphex funerarius sobre unas flores

En estado adulto se las puede observar alimentándose de una amplia gama de néctar de flores. Por ello, son buenas polinizadoras.

Aunque no son avispas sociales, puede darse la circunstancia que se observen varios ejemplares «trabajando» en un mismo área, pero cada una lo harán de forma independiente. Incluso se ha dado el caso de compartir una misma galería de anidación.

Avispa excavadora Sphex funerarius sobre una planta seca

No tienen un comportamiento agresivo como otras avispas comunitarias por custodiar sus nidos. Lo que no quiere decir que no se defienda si es atrapada o pisada.

Hábitat de la Avispa excavadora Sphex funerarius

Terrenos cálidos y arenosos que les facilita la excavación de nidos. Zona de pastos donde poder encontrar sus presas preferentes, saltamontes, saltamontes y grillos.

Avispa excavadora Sphex funerarius en una zona de hierbas

Distribución

Desde Junio a Septiembre se da en la mayor parte de Europa, desde la cuenca del Mediterráneo, incluido el norte de África y toda Asia hasta China.

Avispa enterradora

Las larvas se alimentan de insectos vivos que las hembras adultas han paralizado mediante el uso de su aguijón. Posteriormente son trasladadas hasta el nido subterráneo. Pueden almacenar varias presas en un nido. Pueden excavar una galería de hasta 15 cm de largo, con varias cámaras de cría, en cada una de las cuales una presa se almacena con un huevo. 

Avispa excavadora Sphex funerarius sobre una planta seca

Después de tres o cuatro días, los huevos eclosionan y tras otros 18 días, las larvas están completamente desarrolladas. 

Entradas recomendadas

Alguna de sus presas preferidas han sido objeto de publicación en esta web. Por ejemplo el Saltamonte Verde Anacridium aegyptium.

Experiencia fotográfica con la Avispa excavadora Sphex funerarius

Si bien se comenta que no es un ejemplar agresivo, la primera vez que la observé me impresionó ya que es un ejemplar grande, diría que más de lo que se indican en las fuentes consultadas.

Es una especie que me ha costado mucho fotografiarla. Muy ágil, desconfiada y nerviosa. No para quieta entre la vegetación en su búsqueda incesante de presas.

Finalmente indicar que este ejemplar ha sido fotografiado en el barrio de Soliva, Málaga, España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies