Simbiosis entre hormigas y pulgones

En la naturaleza se da en muchas ocasiones ciertas «alianzas» entre animales o seres vivos que a priori no imaginaríamos. Uno de los ejemplos más archiconocido es el pez payaso con la anémona. Otro clásico es la rémora y el tiburón. Existen multitud de casos, pero en esta entrada vamos a detallar la Simbiosis entre hormigas y pulgones.

En primer lugar… ¿Qué es una simbiosis?

El término simbiosis tiene su origen en el griego. Sin entrar en descomponer la palabra viene a significar «proceso de vivir con ayuda«.

Por otro lado, cuando se da una asociación entre organismos de especies diferentes donde, normalmente, ambos se benefician de ese acuerdo de alguna manera (mutualismo).

Una hormiga con un grupo de pulgones en una hoja amarilla. Simbiosis entre hormigas y pulgones

En el párrafo anterior he indicado «normalmente» y es que no siempre se da beneficio para ambos. Puede ser que solo una especie se beneficie sin que la otra por ello tenga perjuicio (comensalismo).

Hormigas y pulgones

¿Qué beneficio podría sacar una hormiga de un animal tan frágil y vulnerable como un pulgón? ¿Qué podría ofrecer a cambio un pulgón a una hormiga para no ser comida?

Pues bien, la respuesta es Azúcar. Exactamente me refiero a la melaza que excreta el pulgón como parte de su metabolismo y que las hormigas aprovechan como parte de su dieta.

A este proceso de obtención de este líquido compuesto por abundante hidrato de carbono se le denomina vulgarmente como ordeño. La hormiga estimula al pulgón mediante una serie de golpecitos con sus antenas y éstos ceden soltando la melaza.

Una hormiga con un grupo de pulgones en una planta de hinojo. Simbiosis entre hormigas y pulgones

En cuanto a los beneficios que obtienen los pulgones están relacionados con su seguridad. Las hormigas patrullan constantemente a sus pulgones cual pastor a sus ovejas, tratando de reprimir cualquier emboscada por parte de otros insecto como por ejemplo las mariquitas o las larvas de crisopas. Otros beneficios que obtienen es referente a la higiene ya que las hormigas se encargan de mantenerlas limpias, retirándoles las carcasas de las mudas por ejemplo.

Una hormiga «masajea» con sus antenas a los pulgones y éstos excretan azúcar.

Donde las dan las toman… Simbiosis entre hormigas y pulgones

Estudios llevados a cabo por investigadores españoles han descubierto que ciertas especies de pulgones (Paracletus cimiformis) pueden aprovecharse de las hormigas imitando las sustancias emitidas por las larvas de la hormiga Tetramorium. Esta acción hace que la hormiga piense que es una larva de su especie y la deposite en las galerías del hormiguero destinadas a los más pequeños. Una vez allí el pulgón succiona la «sangre» (homolinfa) de la larva.

Un grupo de pulgones en un tallo.

Este aspecto abre una nueva ventana a lo que se pensaba que era una estricta y cerrada relación mutualista entre ambas especies.

Experiencia fotográfica

No es raro ver esta Simbiosis entre hormigas y pulgones en cualquier salida que realicéis al campo. Es frecuente verlo en plantas de adelfas, en retama y en las plantas de hinojo.

El pulgón no es la única especie que ofrece melaza por protección. En una entrada anterior os hablé de la Almana Longipes donde se puede observar igualmente esta relación de mutualismo.

Bibliografía de referencia

Adrián Salazar, Benjamin Fürstenau, Carmen Quero, Nicolás Pérez‐Hidalgo, Pau Carazo, Enrique Font, David Martínez‐Torres. Aggressive mimicry coexists with mutualism in an aphid. Proceedings of theNational Academy of Sciences (PNAS). DOI: 10.1073/pnas.1414061112

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies