Abeja Halictus Scabiosae sobre una flor tompeta morada

La Abeja Halictus Scabiosae es uno de tantas abejas que podemos encontrar en la Península Ibérica e Islas Baleares, además de ser un gran insecto polinizador.

Su periodo de actividad suele comprender el periodo de Marzo hasta Agosto.

Presentan bastante bellosidad en el cuerpo, especialmente cabeza y torax. Las antenas son negras y curvadas en el ápice.

Son abejas que no están especializadas en una única especie de flores para recolectar polen/nectar. Hacen uso de muchas plantas de diversos grupos taxonómicos (por ejemplo: Asteráceas como el cardo, Boragináceas, Cistáceas, Brasicáceas, Apiáceas o Lamiáceas). Estas abejas se denominan Polilécticas. Caso contrario, es decir, abejas del mismo género o familia de plantas sería Oligolécticas. Existe otra modalidad, en la que la especie se alimenta de una única especie, son las denominadas abejas Monolécticas.

Abeja Halictus Scabiosae sobre una flor de cardo. Se aprecia en el torax un parásito. Cargada de polen en las patas traseras

Los machos son mas estilizados que las hembras que son más cortas y robustas. Además los machos presenta un segmento más en las antenas que las hembras.

Las hembras recogen el polen con sus patas posteriores y forman nidos en el suelo. No producen miel.

Distribución

Distribuida en la Península Ibérica, Baleares y Norte de África.

En las Islas Británicas, esta abeja está restringida a las Islas del Canal. Allí es aparentemente muy local y rara vez común.

Hábitat de Abeja Halictus Scabiosae

Zonas de matorral mediterráneo aunque a veces puedes aparecer en bosques de coníferas, alcornoques y encinas. Tampoco es rara verlas en jardines y parques siempre que hayan especies que rebosen de polen y néctar.

Abeja Halictus Scabiosae mirando de frente sobre una flor de cardo

La Abeja Halictus Scabiosae es una especie social

Pueden formar colonias, especialmente en la tarea de nidificación, cuyo tamaño va desde dos a cuatro abejas a más de docientas.

Nidos bajo tierra

Forman sus nidos bajo tierra (en suelo compactos), en túneles compuestos por varias celdillas donde almacenan una mezcla de polen / néctar. Seguidamente depositan un único huevo en cada celdilla y la cierran. La entrada al nido es muy característica debido a la presencia de una entrada circular rodeada por un cono de tierra.

Experiencia Fotográfica

Me llamó la atención la «valentía» y curiosidad que mostraba esta abeja ya que no presentaba recelo ante mi presencia. Este hecho me permitió hacer fotos muy de cerca del insecto así como seguirlo ante su incesante actividad recolectora de polen.

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *