Avispa cuco Chrysis ignita. Lateral sobre un fondo negro

La Avispa cuco Chrysis ignita es un insecto de llamativos y brillantes colores metalizados. De hecho vulgarmente también se le conoce como avispa joya.

En primer lugar, reseñar que el sobrenombre de «cuco» le viene por el ave (Cuculus canorus), la cual pone un huevo en nido ajeno. Pues bien, la Avispa cuco Chrysis ignita seguirá esta táctica pero en nidos de abejas y avispas solitarias. Caso contrario al ave, no serán los padres adoptivos quién se encargarán de alimentar al huesped. Será la propia larva de la avispa cuco la que depreda a su «hermanastros», obteniendo el aporte nutritivo necesario para su desarrollo. Con todo ello, podemos afirmar que la es una especie parasitaria (caso similar a la Mosca Abejorro Bombylius Villa Hottentotta).

Avispa cuco Chrysis ignita lateral sobre una piedra

Es una avispa pequeña, mide entre 5 y 10 mm.

El aguijón no es utilizado como medio de defensa. Su función es de ovopositor.

Hábitat

Común en zonas soleadas y arenosas. Una generación al año que se hace ver en primavera y verano.

Método de defensa de la Avispa cuco Chrysis ignita

Cuando son molestadas se repliegan en forma de bola. Esta postura la protege de sus partes blandas y vitales antes cualquier aguijonazo de un padre o madre descorazonado/a al ver como una intrusa trata de usurpar su territorio. Ya de por sí su exoesqueleto parece una armadura con apariencia de pequeños hoquedades.

Avispa cuco Chrysis ignita. En modo protección, hecho una bola

Experiencia Fotográfica

Es un insecto muy nervioso. Se mueve rápidamente sin que te permita realizar un enfoque preciso. La primera vez que lo vi fue en el patio exterior de la urbanización donde resido, sobre un superficie hormigonada y parecía estar buscando en todos los agujeros y poros que encontraba.

En otra ocasión que pude forografiarlo con más precisión, apareció de un trozo de madera muerta de un árbol. Allí debió tener su zona de descanso ya que no dejaba de dar vueltas sobre la mismo ubicación.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *