Rana común Pelophylax perezi

La Rana común Pelophylax perezi es un clásico de los ríos de la Península Ibérica. ¿Quién de niño no ha tratado de capturar en una charca esta rana o sus renacuajos?

Características generales

El color verde es el que más resalta en este anfibio. Aunque presentas coloraciones como manchas negras, lineas dorsales, tonos bronceados, blancos en la parte ventral e incluso los machos el color gris en los sacos vocales.

Es un Anfibio Anuro, ya que carece de cola. Presenta la pupila horizontal.

Primer plano de una Rana común Pelophylax perezi lateral. Detalle de ojos

La piel es lisa y suave, sobre todo en el vientre. Sin embargo, tienen rugosidades o verrugas en el dorso y sobre las patas.

De patas largas. Especialmente las traseras. Adaptadas para dar grandes saltos. Sus largas extremidades traseras son su método de defensa más eficaz ya que ante cualquier mínima sospecha saltarán al agua en busca de refugio. Su hocico es redondeado.

Los machos son más pequeños que las hembras El tamaño medio registrado comprende talla de entre 85 mm en machos y 110 mm en hembras. Existe un caso curioso de gigantismo en una larva de Pelophylax perezi con una talla de 97 mm.

La Rana común Pelophylax perezi mantiene actividad tanto de día como de noche. Es un animal gregario. Suele tomar el sol en las orillas de los humedales donde está presente.

Hábitat de la Rana común Pelophylax perezi

Estanques, charcas, abrevaderos, lavaderos, acequias, embalses, ríos remansados, arroyos, zonas pantanosas, embalses, balsas de riego o albercas. Cualquier masa de agua medianamente permanente la ve con buenos ojos. Eso sí, trata de evitar arroyos de agua fría y de alta montaña con gran pendiente.

Rana común Pelophylax perezi lateral. Detalle de ojos

Si esas masas de agua disponen de abundante vegetación (ya sea subacuática como en la ribera) mejor que mejor. No obstante, no tiene problema en vivir sin que estar presente la vegetación.

Especie muy resistente

Es un animal muy resistente. Capaz de subsistir en aguas contaminadas o con cierta salinidad. Siendo capaz de acumular en sus tejidos corporales concentraciones de metales pesados muy superiores a las que son capaces de soportar otros anfibios. Mayor calidad del agua para su supervivencia y desarrollo necesitan los huevos y renacuajos.

Distribución geográfica

Endémica de la Península Ibérica y Sur de Francia. Sin embargo, es una especie que se encuentra adaptada en las islas Baleares y en las islas Canarias. Existen registros en Islas Azores.

Alimentación

Las ranas adultas se alimentan de insectos, arañas, lombrices, etc. Incluso practican el canibalismo con ejemplares de menor tamaño o renacuajo. Los renacuajos se alimentan de algas, detritos e incluso algún animal en descomposición.

Entre sus depredadores se encuentran reptiles como la culebra viperina, aves (p.ej cigueña), mamíferos ( p.ej erizos) y crustáceos.

Reproducción de la Rana común Pelophylax perezi

Las hembras ponen cientos de huevos ( entre 2.000 y 3.000) que normalmente quedan fijados a la vegetación. Es habitual que la puesta de huevos lo realicen en zonas tranquilas. Requisito necesario hasta completar la fase larvaria.

Rana común Pelophylax perezi lateral. Detalle de ojos

El mes clave de la reproducción de esta especie es abril. Aunque puede ser meses antes en Canarias o meses despues según más al Norte.

Una semana aproximadamente es lo que tardan en eclosionar las larvas. Desarrollándose durante tres meses hasta completar la metamorfosis.

Protección de la Rana común Pelophylax perezi

Categorizada como “Preocupación Menor”.

Aunque la especie sea bastante resistente a aguas contaminadas y desequilibrio de éstas, su mayor amenaza son los biocidas, fertilizantes nitrogenados y otros productos fitosanitarios.

Otras amenazas a que se encuentra sometida la especie son la desaparición de espacios de agua y la introducción de peces, por ejemplo siluros, y cangrejos americanos en sus hábitats.

Experiencia Fotográfica

Es una animal muy asustadizo por lo que a la más mínima saltará al agua. De hecho seguro que las primeras veces sólo te darás cuenta de su presencia cuando oigas como entra al agua.

Lo ideal es tener teleobjetivos para evitar un acercamiento que les haga escapar.

Un comentario sobre «Rana común Pelophylax perezi»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies